viernes, 26 de abril de 2013

Hay que alzarse en armas. En armas económicas y de actitud. La Nueva Guerra de la Independencia



Hay que alzarse en armas. En armas económicas y de actitud. Despojados por completo de nuestra soberanía por Alemania, con el consentimiento del Gobierno-títere de Mariano Rajoy, que se limita a cumplir órdenes fingiendo que son autóctonas, es preciso que al menos meditemos sobre las consecuencias de tal invasión y sobre qué posibilidades tenemos de oponernos con un levantamiento nacional o de guerrillas.
Hasta el más torpe de los guerrilleros o de la población neutra comprenderá que Alemania nos va a reducir a la indigencia, saqueando nuestros pequeños tesoros de bienestar con tal de cobrarse la tramposa deuda a perpetuidad: nunca terminaremos de pagarla y nunca dejaremos de ser sus esclavos. El inmoral Gobierno de Rajoy justificará su conciencia con la íntima afirmación de que hay que hacer lo que diga Europa, vía Alemania, pues es la única salida por durísimas que sean las condiciones impuestas, liberándose así de su responsabilidad política. Lo que diga Alemania, que es la que sabe. Este Gobierno es una humillación para el pueblo español. Y, naturalmente, Alemania no tiene la menor piedad o condescendencia, todo lo más y porque no le queda otro remedio si quiere cobrar, alargar un par de años la cifra ce cumplimiento de las condiciones. Angela Merkel es el Napoleón del siglo XXI. O mejor, es los reyes del Imperio español que saquearon las colonias americanas conquistadas. Rajoy es Fernando VII, o mejor el virrey demediado de la Nueva España. Los alemanes ni siquiera necesitan presencia física en ¿nuestro? territorio; nos gobiernan y ordenan con los ‘drones’ de la tecnología financiera, causando millones de víctimas sin tirar de bayoneta.
Como primera medida para el levantamiento popular que inicie esta segunda Guerra de la Independencia española es preciso que la población tome conciencia de la agresión a la patria, es preciso que sepamos que Alemania no es lo que era Francia, que entonces era un oasis de cultura y libertad. Ahora quieren convertirnos en muñequitos mecánicos sin voz ni opinión. Quieren que aceptemos, que no meditemos, que nos humillemos, que nos entreguemos. Si el pueblo español no es capaz de entender esto, estará muerto, seremos los despojos de España. Pero si somos capaces de comprenderlo, los planteamientos y desarrollo de la guerra surgirán de la misma decisión.
¿Quién será nuestro alcalde de Móstoles?
_________________
Gota JUDICIAL: En España hay actualmente 1.661 causas abiertas por corrupciones políticas y financieras. Otro dato para alarmarnos. Por ello no es extraño que Alemania nos considere vagos y corruptos.


Ayer asistí a una charla de un joven economista, larga y densa, abarcando todos los temas, la conclusión fue que lo peor estaba por llegar, así que me volví a casa deprimido y no fui capaz ni de anestesiarme con don simón, por si me sentaba mal.
Solo asistimos 50 curiosos, pero con unas ganas locas de que alguien nos escuchara, era como una especie de psicodrama de Moreno, todos querían compartir lo jodido que estamos, lo poco que nos movemos y que la única solución es la unidad de la izquierda….
¿Pero de qué izquierda hablamos?
Flotaba la impresión de que quizás hubiese sido mejor que nos rescatasen directamente, porque el paro es mayor que en los países rescatados y la pobreza y la corrupción no os lo cuento, porque sé que todos estamos muy bien informados y ellos uniformados.
 Muchas veces poníamos a parir a los gabachos por su manía de consumir todo francés independientemente si era bueno, no tan bueno o malo.
Los Españoles no éramos así, compramos el SEAT124 (por ejemplo) después de bajarnos del carro pero siempre queriendo un Mercedez, cuando la cosa se disparó (aunque fuera una burbuja) aprovechamos, ya éramos alguien, la cosa llegó a tal extremo que el SEAT IBIZA (que además de bonito es un buen coche) ya no se vendía en España, solo era válido para los antiguos países del este, de hecho Wolskwagen estuvo a punto de trasladar la producción a la República Cheka. Que guay verdad. De forma similar pasó con nuestra línea blanca, no la queríamos SIEMENS nos molaba más. Mientras la clase obrera contribuía (idiotamente) a deslocalizar nuestra industria la clase burguesa lo hacía también (como siempre) mientras presumían de patriotas.
Bueno, pues ahora resulta que va a ser muy pero que muy difícil arreglar el agujero creado por el pijerío, el real (pijos auténticos) y el falso (obreros pensando que eran pijos).
Y todo lo anterior es un simple ejemplo de lo que no es un país serio.
Y para finalizar, pero esta vez de verdad.
Nada de lo dicho anteriormente justifica el condenar a un pueblo al hambre. Porque tan culpable son nuestros financieros como los de ellos. Es evidente que no es sostenible un sistema donde hay que competir con países que mantienen condiciones sociales extremadamente inferiores. Tengo la terrible sensación que ante ese hecho evidente los países del norte nos han escogido como colonias financieras solo aptas para dar servicios y consumir sus productos.
Por eso debemos asumir los errores cometidos y cambiar el rumbo de nuestro país, no solo de la política económica, de todo, debemos cambiar radicalmente la concepción de España y para eso creo que casi con toda seguridad el euro es un lastre.
No se si seremos capces de crear un nuevo Móstoles pese a que el lumbreras de nuestro presidente asume que el paro no bajará del 25% hasta el 2016.